EL MALEFICIO DE LA PRINCESA entre los mejores de 2018.

EL MALEFICIO DE LA PRINCESA ha sido seleccionado por la OEPLI (Organización Internacional para el Libro Juvenil) entre los mejores de 2018.

Introducción

Tras la apasionante aventura de Estefan en Con las botas puestas, Gómez Yebra nos presenta la continuación de aquella original fantasía. De nuevo se mezclan personajes y elementos de los cuentos clásicos con otros bastante curiosos y singulares, como el queso apestoso o la villana con alergia. Momentos divertidos y algunos peligrosos, romanticismo y, sobre todo, mucha diversión.

Argumento

Han pasado varios meses desde la aventura provocada por el perro Único, en la que Estefan se enfrentó a ladrones y a brujas. El chico ha entrado al servicio del rey, porque desea ganar dinero y ahorrar para comprar la antigua casa familiar y regresar a su pueblo. Como camarero debería llevar una vida tranquila, solo pendiente de los caprichos del glotón monarca, pero tras encontrarse con una de las doncellas ciegas de la princesa, termina en la habitación de esta última. La bella Adriana continúa presa de su maleficio: nadie puede mirarla o enfermará, envejecerá repentinamente y morirá. Estefan ya la salvó una vez, gracias a comer el queso de la cabra Amaltea, pero el hechizo aún no se ha roto. Por esto tendrá que acudir de nuevo al producto lácteo para que recupere su salud. Tras lo cual, la princesa le cuenta
que está harta del hechizo y que desea que alguien encuentre un re medio a su mal; el muchacho se compromete a ello y se encamina veloz a cumplir su misión. Pero en el camino es interceptado por el rey y su chambelán, que le ordenan que busque a los ladrones que se han escapado de la cárcel (los mismos que pegaron una paliza a uno de sus hermanos en el anterior libro).

Estefan tiene ahora dos encargos, y se encuentra preparado para llevarlos a cabo. Llegará hasta su posada para cambiarse de ropa, pero recibirá la visita de Fonsina (la doncella que lo traicionó en el pasado). Esta le ofrece una gran cantidad de dinero por Único, su perro, aunque en realidad él no sabe dónde está. Ella insiste y le proporciona el paradero de los ladrones como símbolo de buena voluntad. El chico no se fía de ella, y hace bien, pues al rato de su conversación, y cuando creía que Estefan se había marchado a su misión, volverá para intentar robarle, aunque es pillada in fraganti. Estefan acude a la dirección indicada, donde será atacado por uno de los ladrones, para después ser los dos detenidos por los soldados del rey. Le costará bastante que lo reconozcan como el camarero real, pero gracias a una de las doncellas de la princesa es liberado.

El protagonista regresará a la posada y encontrará una nota en la que se le cita de nuevo en la casa en la que fue detenido. Allí encontrará a un extraño ser que resulta ser una copia de él mismo.
Es el individuo que hechizó a la princesa, que es capaz de cambiar su físico a voluntad. Le propone a Estefan un reto, adivinar su nombre para romper el maleficio de la princesa. El chico lo logrará y obtendrá la solución al encantamiento, una sencilla frase que repetirá ante la princesa, el rey y sus sirvientes: Te amo. Esto hará que el monarca se enfade, pues se cree engañado por el chico, que de nuevo tendrá que huir a toda velocidad para salvar su vida.

 

Tal vez te interese

Dejar comentario